" /> Restauranteros dejan de usar apps de comida por impuestos a plataformas digitales

Restauranteros dejan de usar apps de comida por impuestos a plataformas digitales

Publicado: 2020-07-15

La plataformas digitales que se encargan de hacer el enlace entre los consumidores y los restaurantes han comenzado a retener impuestos debido a la entrada en vigor del cobro del impuesto al valor agregado (IVA) y el impuesto sobre la renta (ISR) a las plataformas digitales.

Estas plataformas ya son bien conocidas: Rappi, Uber Eats, Didi Food, Sin Delantal, Cornershop, etcétera. Las plataformas digitales ofrecen los productos de pequeños y grandes restaurantes a cambio de una comisión.

Según reporta Milenio, adicional a las retenciones de hasta 5.4% por concepto de ISR y de hasta 16% de IVA, las aplicaciones incrementaron las comisiones que cobran los restauranteros de 30 a 35%.

La entrada en vigor del cobro de estos impuestos coincidió con la emergencia sanitaria creada por la pandemia de COVID-19, por lo que las ventas en línea aumentaron. Sin embargo, el margen de ganancia se redujo considerablemente, por lo que muchos restauranteros se han visto obligados a subir los precios de los productos o de plano salirse de este tipo de plataformas y ofrecer el servicio a domicilio por su lado, con sus propios repartidores.



Mileno recoge el testimonio de Daniel, dueño de la marisquería Bora Bora en León, Guanajuato, quien dice que: “En este momento me da igual tener plataforma o no, porque sí vendo mucho, pero en realidad no gano nada”. Además, dijo que recientemente tuvo una reunión con más de 30 restauranteros de León, quienes coincidieron en una cosa: ya no es redituable seguir con la venta dentro de las aplicaciones, pues son pocos los ingresos que genera.

De igual manera, Milenio, reporta que Silvestre Balvadena, socio del local de comida Estación Vegana en Guadalajara, Jalisco, dijo que en pedidos que atiende por un valor de 100 pesos, obtiene ganancias de sólo 17 pesos, por lo que se considera que la venta vía apps “pasó de una innovación con el cliente a una carga para el establecimiento de comida”.